Crónica de un examen final

La semana pasada tuve el examen final de montaje de ordenadores.
Los días anteriores estaba tal que así img0034. Lo más gracioso fue cuando trajeron a clase el ordenador que teníamos que montar y desmontar. Al ver el disipador se me cayó el mundo encima onion09-Mundo-Emoti. En el fondo esperaba que fuera idéntico a uno de los dos que habíamos estado montando y desmontando días antes. Pero no th_onion-head029.

El día del examen estaba atacada de los nervios. Poner en una frase las palabras “examen” y “media hora” no ayudaba mucho, no. Cuando me tocó hacer el examen, los nervios me jugaron una mala pasada (una detrás de otra) y me pasó de todoonion03-Mundo-Emoti.

Para empezar el procesador no entraba porque me había empeñado en ponerlo como no tocaba. Luego el disipador del procesador lo pongo prácticamente bien a la primera pero había una parte que no encajaba bien del todo. Me tocó quitarlo para volverlo a poner, y luego el muyonion-enfadat se me revelaba y no quería entrar Onion - enfadat. Claro, me puse más nerviosa.

Cuando quise poner la RAM o mi miopía aumentó cosa fina en cuestión de segundos o yo estaba como un topo, porque intenté ponerla de dos formas distintas y aún me parecía que no estaba bien th_onion-head070 Pero como encajaba…

Intenté colocar la placa base dentro de la torre pero mi cabeza ya estaba tan rallada que la puse mal (y mira que es difícil equivocarse porque los conectores solo pueden ir en una parte). Pensé “otras, que justa cabe, no?04-gatoschinos-mundoemoti.com” (ahora es gracioso, pero en ese momento no lo fue). Ahí ya fue cuando toqué fondo y pensaba que las cosas no podían salir peor onion-head92. Más pronto hablo… Resulta que miro la placa base, miro los tornillos y pienso “tengo el agujero en la placa para poner el tornillo pero… ¿y el hueco de la torre para engancharlo?”.

¡Hasta la tarjeta gráfica no la puse bien a la primera porque me equivoqué de ranura! Que triste, en serioth_onion-head026. Incluso los cables del USB, sobre tener apuntados el orden, parece ser que me volví daltónica y los confundí. ¿Se puede ser más torpe? (No contestéis, anda.)

Afortunadamente para mí, lo poco que faltaba por poner lo puse bien a la primera y terminé justo a tiempo ueee.

Pero aún quedaba la traca final. Por si no fuera poco el miedo que tenía a que no funcionara, coge el profesor, cambia unos cables de sitio y enchufa el ordenador. Mi corazón se paró en el momento en que empezó a pitar como si no hubiera mañana… img0034 y luego solo fue él que quería mostrar un error de la placa base. Ya le vale no avisar Onion - enfadat.

A pesar de todo, aprendí algo (a controlar mis nervios, aún no). Después de todo lo que me pasó, cuando vuelva a montar un ordenador me fijaré más en todas estas “tonterías” y espero que no me vuelvan a pasar (cruzando dedos en 3… 2…1…).

Anuncios

2 pensamientos en “Crónica de un examen final

  1. En mis años de estudiante, teníamos muchas prácticas de montaje y desmontaje. En uno de los exámenes prácticos, tuvimos que hacer precisamente esto, pero teníamos 2 horas para montarlo, limpiar el disco duro e instalar un linux ligero que teníamos que traer de casa. Los nervios juegan malas pasadas siempre…

    • A mi es que justamente me pasó eso. Entre la presión que tenía por culpa del tiempo, y la que me puse yo misma porque quería sacar buena nota, para mí que se me juntó todo. Pero bueno, es una experiencia y hay que mirar la parte positiva y es que a pesar de todo lo que pasó pude montarlo bien y a tiempo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s