Una historia de Access

Viendo la primera entrada de humor de este blog, me acordé de algo que me ocurrió relacionado con eso. En el primer trabajo que tuve, me pidieron que arreglara una base de datos en Access para otro departamento. Solo tenía que añadir una tabla más, con dos campos, y ponerlos en un formulario que tenían, en el que se rellenaban unos datos. Todo muy sencillo.Si

Yo pregunté que si, puesto que el formulario en cuestión estaba a rebosar de etiquetas y demás, podía arreglarlo para que quedara todo más claro, ya que dudaba que pudieran caber dos campos más en ese formulario. Me asombraba que pudieran trabajar así, pero cada uno… Finalmente me dieron carta blanca.ueee

Llegó el día de la presentación del proyecto. Estaba contenta porque sentía que había hecho un buen trabajo, y entonces llegó el veredicto: no gustaba lo que yo había hecho. Fueron educados pero me dijeron que les gustaba más como estaba antes, aunque fuera un poco caótico, y que con añadir los dos campos, fuera como fuera, sería suficiente.onion03-Mundo-Emoti

Pasé por varios estados: desilusión, un bajón importante, y finalmente rabia al sentir que no apreciaban mi trabajo. Pensaba que todo el tiempo que había invertido en ello, no había valido la pena para nada. Poner esos dos campos en el formulario no me hubiera llevado más de 5 minutos, pero por ponerlo aseado perdí un tiempo que podría haber invertido en hacer otra cosa.

Tiempo después, descubrí donde estaba el error. El formulario que yo había hecho hubiera sido un buen trabajo… pero si hubiera sido para otro informático.

Este puede parecer que es solo un tema informático, pero pasa en muchas otras profesiones. Vemos el problema, sabemos lo que nos piden que hagamos (o intuimos, según el caso), pero hay veces que no pensamos en la persona para quien va dirigido lo que estamos haciendo.

Anuncios

2 pensamientos en “Una historia de Access

  1. Uyy creo que tienes razón. A mi también me han pasado cosas al revés, finalmente debemos complacer a los jefes y he hecho cosas que pueden estar bien para el usuario final pero mi para mi jefe no y entonces va pa’ tras y me ha pasado que a veces ni idea tiene de lo que se esta haciendo, pero si no le gusta hay que deshacer. Entiendo tu frustración en el momento.

    Me encanta tu blog… creo que puedo identificarme con muchas de tus historias.
    Saludos!

    • Esto es lo que se suele decir: no puedes gustar a todo el mundo. Porque a lo mejor al usuario final para el que hiciste aquello, tal vez le gustara lo que habías hecho, pero si el jefe es quien tiene la última palabra…
      Lo que no se puede negar es que en momentos así, te da una rabia… jajajaja.
      Saludos y gracias por comentar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s